Visitas

sábado, 22 de marzo de 2014

El paso del tiempo


Y de repente te das cuenta de que sí, de que el tiempo pasa. De que aquello que creíamos tan arduo, tan permanente, tan marcado, acaba siendo polvo y recuerdos. Porque eso es lo que queda. Porque creías que jamás se superaría; pero de repente ocurre. Y te sorprendes cuando te das cuenta de que se ha ido, de que ya no es lo mismo, de que eres otra persona.

Nada es para siempre. Ninguno de los problemas que se pueda tener permanece eternamente. Por muy largo que sea el camino, por muy difícil que se presente la situación, el tiempo sigue corriendo. Y llegará un día en el que todo habrá pasado, en que abandonaremos esa estación y seguiremos viajando en el tren de nuestra vida. Porque es así, y así ha de ser. Habrá personas que se quedarán y otras que simplemente formarán parte de tu nuevo yo de una forma invisible, interna, sin forma física. Pero todo va a seguir avanzando; tan solo quizá cambie la forma de ver las cosas.


Ana C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Reivindicante

Image and video hosting by TinyPic