Visitas

domingo, 22 de junio de 2014

La gente

La gente es horrible. Realmente horrible.

Te aspiran el alma hasta dejarte sin ella, y luego, como un recipiente vacío que eres, lo llenan con lo que quieren. Y te sientes extraño, porque en el fondo notas que ese no eras tú.

Te consumen la vida y la ilusión, para crecer así sin entusiasmo. Para que no seas todo lo que puedes llegar a ser. Te lo quitan todo poco a poco. Si tienes algo de lo que enorgullecerte, te lo deboran, como pequeñas pirañas que mordisquean un cadáver en el agua. Así es. Primero te vacían de vida y luego consumen lo que queda.

¿Por qué ha de ser todo así? ¿No hay otra opción? ¿No podríamos crecer haciendo más grande lo que somos?
Pero es cierto. El problema reside ahí. Si crecemos hacia lo alto, la gente te desprecia, te tiene celos tal vez.

No pido un mundo perfecto, solo un mundo donde todos puedan ser todo lo que deseen ser.



Ana C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Reivindicante

Image and video hosting by TinyPic